“La voz de los académicos está extraordinariamente ausente”: Augusto Parra habla del actual escenario en la UDEC

IMG_3444

Por Cecilia Ananías Soto

El pasado sábado 14 de mayo, las redes sociales se repletaron de imágenes, saludos e historias de la Universidad de Concepción, conmemorando su cumpleaños número 97. Y si bien este plantel es motivo de orgullo de los habitantes del Gran Concepción, también ha tenido sus altibajos…

A principios de este año, fueron despedidos cinco reconocidos académicos por “necesidades de la empresa” y sin aviso previo, dejando a muchos ramos, programas y alumnos tesistas “en el aire”. No es la primera vez que ocurre esto: en años anteriores, fueron despedidos en las mismas condiciones importantes profesores e investigadores, entre los que se cuentan el ingeniero informático, Dr. Andreas Polyméris y la docente de la Facultad de Artes, Moira Délano.

Además, se han conocido denuncias sobre acoso laboral, violencia de género y misoginia que no se han resuelto de manera transparente, generando malestar en la comunidad universitaria. Ante tal escenario, cabe preguntarse, ¿qué necesita reformularse en la universidad?

El ex rector de la Universidad de Concepción (1990-1997) y docente de la Carrera de Derecho, Augusto Parra Muñoz, es prudente a la hora de criticar la gestión de esta institución, pero tiene claro que hay problemas que son urgentes de mejorar.

Una mala señal

Al profesor Parra no le parece adecuado recurrir al recurso de “necesidades de la empresa” para despedir a un académico o trabajador de la universidad, porque ésta no funciona como cualquier otra compañía: “Para una universidad no hay nada más importante que sus académicos y sus trabajadores”, detalla.

Para él, la Udec “es una institución que descansa en la creatividad, capacidad y compromiso de su gente. Y tiene que cuidarlo por encima de cualquier otra consideración. Por lo mismo, no puede actuar utilizando categorías empresariales”, explica el ex rector.

Por esto es importante cuidar la estabilidad y dar incentivos para que mejore la institución, pero de manera sostenida y progresiva. “Usar este tipo de causal (de despido) es una mala señal, porque crea incertidumbre. Genera inestabilidad, se quiera o no se quiera. Y eso es contradictorio con lo que la institución requiere”, agrega.

IMG_2844

El proyecto colectivo

Pero, ¿cómo mejorar la comunicación entre las autoridades universitarias y los académicos y trabajadores? Este profesor especializado en Derecho Tributario cree que el tema radica en una mejor comunicación y volver a recuperar algo muy importante: un proyecto colectivo.

“Yo siempre sostuve que la magia que puede ejercer la autoridad y no me refiero sólo al rector, es lograr cruzar los proyectos individuales con el proyecto colectivo y por esa vía, lograr que todos se comprometan con algo en común. Que no se sientan en competencia con lo otro y que todos nos alegremos por lo que se hace, porque responde a una aspiración en común”, explica.

En 1994, el ex rector le propuso a la comunidad universitaria el plan de desarrollo estratégico de la universidad. “Ese plan se sociabilizó y discutió extensamente. Finalmente, fue aprobado y fue la carta de navegación de la universidad, conocido y respaldado por todos. Creo que no ha vuelto a haber un ejercicio de esa naturaleza y que la universidad lo necesita. Necesita reflexionar desde su gente sobre su sentido”, agrega.

La gestión de Parra también es muy recordada por sus cuentas públicas, las cuales eran realizadas en diciembre de cada año, para entregar información del estado y presupuesto de la universidad a la comunidad universitaria, lo cual incluía académicos y no académicos.

Un importante ejercicio de participación, considerando que en ese entonces “no teníamos los medios con los que se cuenta hoy día. Hoy, Internet puede reemplazar las asambleas de ese tipo; nuestro propio canal de TV puede servir (…) también la revista Panorama que está digitalizada. Creo que es una práctica indispensable que contribuye a la transparencia institucional y ojalá se retomara”, reafirma.

Estereotiipo | Flickr (cc)

Estereotiipo | Flickr (cc)

Los académicos en silencio

Actualmente, la participación en la universidad es baja, pero no se puede culpar exclusivamente a las autoridades. Las mismas elecciones de la Federación de Estudiantes contaron con muy bajos porcentajes de votación y el escenario se repite cuando se eligen autoridades en los departamentos.

Para el ex rector “tal vez, no sienten la necesidad de comprometerse en la vida de la institución, porque se acostumbraron a que haya una autoridad resolviendo los temas. Y porque están acostumbrados a aceptar lo que esta autoridad decida, sin pedir explicaciones de ningún tipo, guardándose sus juicios críticos”.

Parra siente que para un académico “es mucho más importante poder ganar un Fondecyt o ganar un proyecto interno en la universidad y enseguida, recluirse en su ambiente a desarrollar ese trabajo de investigación”.

Esto no sólo afecta a la universidad de manera interna, sino que también en procesos a nivel nacional: “Estamos en medio de un proceso de redefinición, no todo lo profundo que yo desearía, del marco legal en el que se mueven las universidades y de las políticas públicas que facilitan ese desarrollo. Pero el debate se va encerrando mucho, en un ámbito muy reducido y veo que la voz de los académicos está extraordinariamente ausente y eso es sumamente peligroso. Después no nos podemos quejar de lo que resulte de ese proceso, si no supimos reaccionar a tiempo”, es su llamado.

La democratización de las universidades

Si hay un tema que nunca pasa de moda en el debate universitario, es el sueño de tener una universidad más democrática, donde cada uno de sus elementos (académicos, trabajadores y estudiantes) pudiesen participar en sus decisiones. El ex rector cree que es muy conveniente y necesaria “una participación activa de la comunidad universitaria en la vida de la universidad. No hay que tenerle temor”.

El profesor Parra siempre recuerda el origen de las primeras universidades “la institución ya tiene más de mil de años, pero las primeras nacieron de agrupaciones y organizaciones de estudiantes que buscaban el conocimiento. Y ellos contrataban a sus profesores y elegían a sus directivos. Entonces, ¿cómo puede una institución, nacida de esa forma, ser renuente a la participación?”.

Pero él también sabe que los mecanismos de participación “hay que diseñarlos y administrarlos bien. Para no caer en un asambleísmo estéril que termine paralizando la vida de la universidad”, agrega. En el periodo en que este fue rector se crearon distintos órganos de participación, pero que con el tiempo fueron “quedando en el camino” por el poco compromiso de sus integrantes, así que él sabe que la mencionada baja participación es otro problema.

“Los académicos prefieren estar en sus laboratorios y oficinas, que asumir responsabilidades protagónicas en la definición de políticas o en programas de desarrollo de la institución”, agrega. Pero Parra no pierde la fe: “Con prudencia, naturalmente, se puede fortalecer la institución”.

Claudio Bustos (cc) | Flickr

Claudio Bustos (cc) | Flickr

Reencontrarse con la comunidad

Otra cosa que Augusto Parra ha notado en la universidad es que esta ha perdido el arraigo que tuvo tradicionalmente en la comunidad regional y local. A pesar de que las encuestas revelan que la comunidad valora mucho la universidad y que se identifica culturalmente con la UDEC, “esto no debe llevarnos a engaño. Hemos tendido a encerrarnos en nosotros mismos”, agrega con preocupación.

“La universidad chilena actual se ha desentendido de sus responsabilidades en los temas colectivos más acuciantes. Hoy, los centros de pensamiento y de elaboración de propuestas no están en las universidades. ¿Qué voz tienen las universidades en el proceso constituyente? Por ejemplo. ¿Pueden, siendo depositarias del conocimiento y de la experiencia histórica, desentenderse de un hecho tan relevante para la vida colectiva como lo es este?”, ejemplifica.

“Debe reconocerse que en esto ha habido una evolución muy negativa de la universidad chilena, que tiende a concentrarse en los propios desafíos de su existencia, a medirse en función de rankings que normalmente vienen del extranjero y a trabajar para rankear mejor. Creo que es mucho más importante nuestra real capacidad de respuesta a las demandas y exigencias de la sociedad a la que servimos”, concluye.

¿Cómo? Con la “creación de centros de carácter interdisciplinario y concentrados en resolver problemas. Piensa en lo que representó el EULA transformado en centro de ciencias ambientales. Creo que el impacto que tuvo y la forma en que ese modelo intentó ser replicado en otros lados, es un buen ejemplo. Pero en otros ámbitos, como salud, educación, desarrollo regional hay mucho campo para que la universidad pueda mejorar su oferta de servicios a la comunidad y así al fin pueda involucrarse más en su desarrollo”, es su reflexión final.

“Chiloé ha sido postergado por décadas”: Hablan dos expertos de la UdeC sobre la catástrofe en Los Lagos

Flickr

Por Cecilia Ananías Soto

Fue a finales de abril que los chilotes vieron con consternación como más de 5 kilómetros de playa quedaban tapizados de machas varadas, fenómeno que se repitió en gran parte de la región de Los Lagos. La mayoría de los moluscos estaban en estado de descomposición y los pocos que sobrevivieron no podían ser consumidos, ya que portaban la toxina paralizante de la marea roja.

Esta catástrofe natural, social y económica desató una enorme movilización, que hasta hoy tiene luchando a cada uno de los habitantes de la isla por soluciones dignas. En medio de este negro panorama, no se deja de buscar culpables: mientras los chilotes apuntan directamente a las salmoneras y las miles de toneladas de pescados muertos que lanzaron a las costas, el presidente del Colegio de Biólogos Marinos de Chile, Adolfo Velázquez, se lo atribuyó a fenómenos como “El Niño” y al Calentamiento Global.

Pero el biólogo marino de la Universidad de Concepción, Dr. Ciro Oyarzún, tiene una visión más amplia del tema y cree que todos estos factores pueden haberse combinado para crear lo que él llama “la tormenta perfecta”.

Un culpable silencioso

Este académico oriundo de Chiloé está consciente de que existen problemas a nivel planetario, como el Fenómeno del Niño Godzilla y el Calentamiento Global, además de fenómenos naturales como la marea roja. Pero este experto siente que no se ha discutido “qué ocurre con 30 años de materia orgánica acumulada en distintos puntos de la isla” a raíz del trabajo de las salmoneras.

Ciro Oyarzún | Facebook

“¿Nos han dicho cuántas miles de toneladas de alimento han ido a dar al mar cada año? Es cierto que una parte es tomada por los salmones. Pero hay otra parte que sencillamente cae al fondo marino, que son las fecas. Es un hecho conocido que bajo las jaulas existe un fondo casi muerto”, agrega. Este fenómeno se conoce como eutroficación y afecta fuertemente a los ecosistemas, porque baja la cantidad de oxígeno en el agua.

Por eso es enfático al señalar que “es posible que la marea roja, se esté produciendo por sí misma. Pero al encontrarse con este entorno saturado y las miles de toneladas de salmones en descomposición, los cuales cargaban una serie de sustancias que terminan siendo tóxicas, el problema se multiplica por mil y se genera lo que yo llamo una tormenta perfecta”, detalla.

¿Es normal la marea roja?

Alfredo Troncoso
El biólogo marino y oceanógrafo investigador de la Universidad de Concepción, Alfredo Troncoso, lleva años estudiando este fenómeno. De hecho, este investigador fue parte de una importante investigación llevada a cabo en Chiloé el 2003, liderada por el Dr. Marco Salamanca (UdeC), luego del “primer” evento de marea roja con toxina paralizante de los moluscos (VPM) el año 2002.

Lo dice entre comillas, porque tras colectar muestras de sedimento, encontraron evidencia de peaks anteriores de Alexandrium catenella -las microalgas que generan la toxina-, que se remontaban más de 100 años atrás. “Mucho antes de los cultivos de salmones y de choritos, había marea roja”, explica el investigador.

Las inusuales características del verano e inicio del otoño, escases de lluvias y estratificación de la columna de agua, eutroficación de las aguas agravó esta situación: “El aumento de la temperatura promedio del océano fue de 0.74°C el 2015. Entonces, si tienes mucha luz, temperaturas adecuadas y una cantidad de nutrientes disponibles, las condiciones estaban dadas para un florecimiento explosivo”.

Alexamdrium-catenella

Pero también siente que falta investigación más sistemática en la zona para poder determinar otros factores que hayan entrado en juego en esta catástrofe, como es el caso de los desechos orgánicos que dejan las salmoneras. En una de las investigaciones en las que participó, buscaron quistes (forma latente) de Alexandrium catenella en el sedimento de Chiloé, donde se descubrió algo muy peculiar.

“Lo que nos llamó la atención es que dentro de un sector de Quellón había una mayor concentración de estos quistes (…) y a esa zona llegaban buques (wellboat) que traen peces cosechados en otros lugares hacia las plantas de procesos”, detalla.

¿Puede matar la marea roja?

El Dr. Oyarzún explica que las mareas rojas a las que estamos acostumbrados, aunque afectan fuertemente la salud de las personas, son positivas para los moluscos, ya que estos “tienen su fisiología preparada para soportarlo y después de un tiempo, se liberan de la toxina, pero quedan bien alimentados, ya que reciben una gran cantidad de plancton”.

El problema es que “al parecer hay límites. En algunas especies se ha demostrado que cuando hay grandes cantidades de toxina neurotóxica, los moluscos pierden el control del pie con el que se anclan a la arena y la misma ola los termina removiendo”, explica.

“Si tenemos esos organismos con marea roja, que han acumulado mucha toxina y además tenemos encima aguas muy pobres en oxígeno, se dan todas las condiciones para que terminen muriendo y acaben depositados en las playas. ¿Y qué ocurre cuando un molusco cargado de toxinas se los come una gaviota o un lobo? Muere”, agrega.

Twitter

Él sabe que “no es fácil demostrar la relación directa, pero ya están apareciendo evidencias. En los primeros organismos muertos encontraron olores y sustancias que escapan mucho más allá de la marea roja”.

Alfredo Troncoso tiene sus dudas y cree que se pueden haber superpuesto varios fenómenos. Cuando hay 80 µg STX eq. × 100 gramos de carne significa que el marisco no puede ser consumido. “Hoy, las machas de Cucao mostraron más de 6.614. Eso es 83 veces más alto”, detalla.

Pero el año 1996, en Aysén se encontró la concentración más alta del mundo: 113.259 µg STX eq. y en esa ocasión “no hubo registro de si hubo muerte de moluscos en ese evento. Por lo que no podemos determinar si las machas murieron efectivamente por la marea roja”.

Para él hay muchas contradicciones: “quizás hubo una mezcla de fenómenos que se superpusieron, porque la misma gente dice que vio machas vivas enterrándose. No está claro: si no existe un muestreo hacia atrás, es difícil de determinar. Además que la toxina no debería afectar el impulso nervioso de los moluscos, ya que utilizan otros canales para la transmisión”, detalla Troncoso.

¿Qué debería hacer el Estado?

Twitter

El Dr. Ciro Oyarzún, quien comenzó sus estudios en la Escuela Pública de Queilen y trabajó por dos años en la Subsecretaría de Pesca, siente que “Chiloé ha sido postergado por décadas” y por eso “es obligación del aparato gubernamental de reaccionar a tiempo, llevando a los mejores especialistas de la zona. No podemos ser tan inocentes de creer que si tenemos una acumulación de materia orgánica sostenida, el ambiente no se resienta. Probablemente no es la única causa, pero lo ha potenciado”.

También siente que es importante que instalen un centro de investigación permanente en Chiloé, “el centralismo es terrible, el centro más cercano está en Puerto Montt. La investigación no es barata, pero es necesario invertir como país. Y sobre todo, ver la capacidad que tienen esos sistemas para tener cultivos. Si ya tenemos una reacción de los sistemas naturales, no hay que esperar más para tomar medidas drásticas”, concluye.

“Pititore”: El talentoso artista detrás del colorido nuevo mural de la UdeC

foto1

Por Cecilia Ananías Soto

Cientos de estudiantes, profesores y transeúntes que recorren la Universidad de Concepción han posado la mirada en un nuevo y colorido mural que recorre las paredes del Foro. Mujeres amamantando, pescadores, kultrunes, matraces, cielos estrellados y bailarinas son algunos de los elementos que se apropian del cemento, convirtiendo este espacio en una galería al aire libre.

Pero aunque esta obra es contemplada a diario, pocos saben que detrás de ella se esconde la creatividad de Ernesto Guerrero Celis, mejor conocido por su seudónimo artístico: “Pititore”.

Este diseñador gráfico y artista oriundo de Conchalí vivió buena parte de su vida en Santiago, hasta que en 2013 decidió dejar atrás la cordillera y los grandes edificios por el verde de Concepción. El amor, la familia y su gran conciencia social lo trajeron hasta esta zona, donde no ha parado de dejar su marca, ya sea capturando la historia de Penco arriba de sus cerros o dándole una colorida identidad a bares como la Bodeguita de Nicanor.

Foto2

Sus constantes trabajos lo llevaron a ser contactado por la Vocalía de Cultura de la Universidad de Concepción, donde le propusieron crear un mural a partir del concepto de la triestamentalidad, (un gobierno universitario a partir de los tres estamentos: estudiantes, académicos y funcionarios). Una idea completamente nueva para “Pititore”, pero cuyo desafío asumió con felicidad y agradecimiento. Hoy, éste nos explica cómo se configuró la obra completa y qué historia se busca relatar.

La primera parte del mural –situada a la izquierda- surgió de manera conjunta, tras distintas conversaciones con la Federación de Estudiantes, vocalías y sindicatos: “Hay muchos personajes que ellos me entregaron y me dijeron que tenían que ir, y esta primera parte refleja todo lo que conversamos. Tiene que ver con la apertura de la universidad: integrar al minero, al pescador, al mismo trabajador de la universidad que podía hacer carrera acá”, explica.

IMG_20160324_155725

En la parte superior pintó varias casas, simbolizando uno de sus elementos favoritos: “me interesa mucho resaltar el barrio. Todo lo que somos es porque venimos de alguna parte. Somos representantes de los gestos, los olores y las tradiciones de estos barrios”, agrega.

Más abajo, a través de un colorido matraz y los engranajes, “Pititore” quiso incluir a las distintas carreras y disciplinas que conforman la universidad. Luego, “otras personas me pidieron que se incluyera nuestra raza originaria, la mapuche, por lo que incluí una trinidad entre la machi, el guerrero y el kultrún”, agrega.

Pero eso sí, “el resto del muro no estaba ni en bocetos” y las ideas fueron fluyendo y configurándose en el camino. Por ejemplo, al centro pintó a una bella mujer con una flor roja, la cual representa a las folcloristas y está inspirada en su misma compañera, la famosa cantante penquista “La Canarito”.

IMG_20160324_155738

Mientras que las nubes cercanas al Arco de la Universidad de Concepción son un guiño al conocido clima cambiante de esta ciudad, una especie de tributo a “TropiConce”. El Arco, el Campanil y la estatua que homenajea a los fundadores de la UdeC tampoco faltaron.

Otro gran detalle que llama la atención de este mural, es la gran presencia femenina. Su interés por las luchas de la mujer es profundamente personal: “Yo tengo una familia y tengo una mujer que es muy grosa, aguerrida, hace música y es la madre de mis dos hijos, entonces toda esa lucha me sensibiliza. Mis murales siempre apuntan a eso. De hecho, que haya puesto una mujer morena amamantando es importante”, precisa “Pititore”.

IMG_20160324_155754

La parte final –a la derecha- refleja su propia cosmovisión “con elementos como las estrellas, la luna y las manos apuntando hacia el futuro”, precisa. Es así como logró combinar conciencia social, personajes de la universidad y parte de la identidad de nuestra zona en una misma obra, lo cual lo tiene feliz y orgulloso.

“Yo me puse alegre cuando me invitaron y el proyecto terminó en lo que estamos viendo, un mural lleno de colores e información. Estuvimos dos días pintando y fue una bonita experiencia. Creo que se cumplió el objetivo”, puntualiza.

Respuesta desde Rectoría ante despidos injustificados de cinco académicos de la Udec

En enero del 2016, cinco académicos de la Universidad de Concepción fueron despedidos de manera injustificada y a horas de las vacaciones de verano de esta casa de estudios, no sólo afectando a estos profesionales y a sus familias, sino que también a todos los alumnos tesistas, ramos y programas que se encontraban a su cargo.

La delicadeza de este caso fue presentada ante el rector de nuestra universidad, Sergio Lavanchy, y esta fue su respuesta. A pesar de su negativa de investigar los despidos y de reincorporar a los académicos que lo deseen a sus antiguas funciones, se continuarán buscando nuevas instancias para el diálogo:0001

 

 

Carta de la Asociación de Académicos UdeC a la Rectoría por despidos injustificados

IMG_2844

Sr. Sergio Lavanchy Merino
Rector
Universidad de Concepción
Presente

Junto con saludarle, nos dirigimos a Ud. para manifestar nuestra preocupación por una serie de despidos que han afectado a varios docentes, miembros de nuestra agrupación.

El día 28 de Enero de 2016, cinco docentes fueron notificados de su desvinculación de la Institución, a saber: Fabiola Herrera, Rodrigo Herrera, Rodrigo Agurto, Daniel Jiménez y Juan Pablo Bascur. En todos los casos se argumenta que la razón principal de sus desvinculaciones responde a “necesidades de la Empresa derivada de la re-estructuración de los servicios”, sin que hasta la fecha los afectados hayan recibido mayores detalles sobre los motivos de esta medida.

Luego de haber conversado y recabado antecedentes de los docentes desvinculados, queremos manifestar que no encontramos razones académicas o administrativas que validen la decisión que fue ejecutada, sin que existan antecedentes de que los docentes mencionados hayan sido amonestados o hubiera existido algún proceso de sumario por haber incurrido en algún mal procedimiento, ya sea de carácter académico o administrativo. De hecho, hemos podido constatar que los docentes poseen la formación, capacidad y desempeño que se espera para un docente e investigador de la Universidad de Concepción, lo cual es avalado por las evaluaciones académicas a las cuáles cada uno se ha sometido periódicamente.

Existen múltiples procesos académicos que se ven profundamente afectados por estas repentinas desvinculaciones, sólo por mencionar algunos hechos puntuales podemos constatar que hay un programa de postgrado que perdió a su director, lo cual ha producido un sentimiento de incertidumbre entre los estudiantes regulares y los nuevos aceptados, cursos que se están ejecutando sin que los docentes reemplazantes tengan la preparación que corresponde a una institución como la nuestra, memorias y tesis de grado que han quedado sin finalizar y proyectos de docencia e investigación que se ven truncados de forma abrupta.

Estos antecedentes sirven para reflejar el daño que se ha producido a la labor académica, siendo cientos de estudiantes los que ven lacerada su formación sin que existan medidas reparatorias proporcionales a la gravedad del daño causado a su formación profesional.

Por otro lado, el que no haya existido proceso alguno que justifique estas desvinculaciones, lastima gravemente la institucionalidad y la integridad de la comunidad universitaria, particularmente en las unidades en las que se desempeñaban los docentes despedidos.

Representamos el sentir de la comunidad académica al señalar que esta situación ha generado un quiebre en la convivencia universitaria y es un acto que a todas luces merma y lesiona la imagen de la Universidad de Concepción, en tanto universidad de orientación pública, pluralista y democrática.

Dada esta situación y luego de haber recogido el sentir de nuestros asociadas y asociados, es que nos permitimos solicitar:
– Que se realice una investigación sobre el proceso que terminó en cada una de estas desvinculaciones, en la cual se analicen los currículums de los docentes y se tomen en cuenta tanto los resultados de sus evaluaciones académicas como la opinión de sus colegas y estudiantes.
– Esta investigación debe asegurar todas las medidas de probidad y transparencia que corresponden a un hecho que afecta a toda la comunidad académica, por lo que solicitamos que sea llevada a cabo por una comisión de pares externos a las Facultades involucradas que cumplan con criterios de independencia y objetividad.
– En caso de que esta investigación no respalde las desvinculaciones, que se re-integren a la planta académica a los docentes afectados con las medias reparatorias que correspondan, lo cual incluye el asegurar que puedan desempeñar sus funciones en las mejores condiciones.

Esta solicitud fue planteada al Vicerrector de Asuntos Económicos y Administrativos, Sr. Alejandro Santa María y al Director de Personal, Sr. Christián Chavarría, en reunión llevada a cabo el pasado día miércoles 30 de Marzo. En dicha reunión le manifestamos al Sr. Vicerrector nuestro deseo de enviar directamente a Ud. esta carta para luego solicitar una entrevista en la cual podamos dialogar en relación a lo planteado.

Esperamos que esta solicitud tenga buena acogida por vuestra parte.
Atentamente,
Directorio Asociación de Académicos y Académicas
Enrique Molina Garmendia, Universidad de Concepción

Comunicado Público de nuestra Asociación, UdeC 100 y Sindicato 1 de trabajadores ante desvinculaciones en la UdeC

394921_377193889042392_2048814051_n

Concepción, 29 de Enero de 2016

En relación a los despidos de los que hemos tenido conocimiento durante el día de ayer, que han significado la desvinculación de cinco académicos de nuestra Universidad de Concepción, dos de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía y tres de la Facultad de Ciencias Sociales; las organizaciones firmantes declaran:

  1. Se ha desvinculado a profesores y profesoras que actualmente están a cargo de numerosas asignaturas en sus respectivas carreras, con proyectos de investigación con financiamiento interno y externo en desarrollo, con proyectos de docencia, tesis y seminarios de finalización de carrera en curso. Algunos de ellos, además, han sido parte de procesos de acreditación y re-diseño de carreras de pregrado y de programas de postgrado;  siendo inclusive evaluados como sobresalientes en el último proceso al que se han presentado.
  2. El proceso en sí mismo no ha sido transparente. Se ha hecho uso de una causal de despido “por razones de la empresa” el día previo al inicio del feriado universitario, hasta donde sabemos, sin la existencia de amonestaciones o indicaciones previas que indicaran que existía algún tipo de disconformidad con su aporte a la institución, tampoco existieron sumarios de por medio, ni procedimientos acordes a lo que demanda el espíritu fundacional de nuestra Universidad.
  3. Es de conocimiento público que en algunos casos, los académicos desvinculados han manifestado abiertamente sus posiciones frente a distintas situaciones y acciones acontecidas en sus respectivas unidades académicas, en discrepancia con sus autoridades directas. De esta forma la desvinculación sin la existencia de sumarios conocidos no puede disociarse de eventuales acciones de represalias ante esas discrepancias, que no corresponden a la correcta práctica académica ni menos al espíritu fundacional de nuestra Universidad. Así, estas desvinculaciones, sin procesos transparentes e imparciales, vulneran el principio de pluralismo que debe regir en una institución como la Universidad de Concepción.
  4. Frente a esta situación, sorpresiva, inoportuna y que enturbia la convivencia y menoscaba la dignidad de la comunidad universitaria en su conjunto, reiteramos la necesidad de transparentar los procesos, más aún aquellos que involucren desvinculación del personal universitario y demandamos la puesta en marcha de instancias imparciales en estos procesos, que permitan a los afectados hacer sus descargos y en que puedan realizarse evaluaciones objetivas de cada caso.
  5. Asimismo, explicitamos el rol de una gestión universitaria ambivalente que en el contexto universitario actual y en el momento en que las políticas nacionales sobre educación superior están en plena discusión, demanda el reconocimiento de nuestra Universidad como universidad pública, demanda que compartimos, y – por otra – actúa en esta materia como empresa privada. prescindiendo sin previo aviso de académicos y académicas que hasta el día de hoy realizaban sus tareas universitarias.
  6. Al no existir antecedentes que fundamenten las decisiones adoptadas en estos cinco despidos, todos quienes entendemos la universidad como una entidad académica y no como empresa, manifestamos nuestra solidaridad y apoyo a los colegas desvinculados, porque estimamos que todo el personal requiere de un trato digno e informado y que, en pos del beneficio mayor de nuestra Universidad y de la comunidad universitaria, deben ser reintegrados a la brevedad.

Finalmente, solicitamos a las autoridades responsables que informen públicamente los fundamentos de sus decisiones, de tal modo que la comunidad universitaria conozca cómo operó en estos casos el principio de imparcialidad en estas decisiones.

Link para descarga: aquí

Asociación de Académicos y Académicas Enrique Molina
Garmendia-UdeC

Sindicato N°1 de Trabajadores UdeC

UDEC 100

Este miércoles se presenta en la UdeC el libro “La enfermedad de los sistemas de salud: miradas críticas y alternativas”

banner

Este miércoles 16, a las 15:30 horas en el Auditorio de la Facultad de Ciencias Veterinarias se llevará a cabo el lanzamiento del libro “La enfermedad de los sistemas de salud: miradas críticas y alternativas” editado por el profesor Jaime Llambías Wolff.

El libro será comentado por Paula Orue, del Depto. de Salud Pública, Facultad Medicina UdeC, y Cecilia Bustos, Vicedecana de la Facultad de Ciencias Sociales UdeC. … Leer más

Propuesta de Participación Triestamental de parte de nuestra Asociación

esquema

Propuesta de Participación Triestamental
Asociación de Académicos y Académicas Enrique Molina Garmendia – UdeC

*Documento de trabajo
*La siguiente propuesta se basa en la presentación realizada ante la Comisión de Participación de la Universidad de Concepción 2015.

Antecedentes de encuesta

De acuerdo a una encuesta aplicada entre nuestros asociados podemos concluir que entre los y las académicas existe una marcada tendencia a considerar que la comunidad universitaria no está lo suficientemente bien representada en la toma de decisiones de la corporación Universidad de Concepción. Si sumamos los porcentajes que afirman que la comunidad no está bien representada (62%) y quienes señalan que la participación no es suficiente (30%), podemos señalar que un 90% de los y las académicas consideran que hay una marcada falta de participación democrática e la corporación Universidad de Concepción (Figura 1).

info1
Leer más

Invitación a cena anual de nuestra Asociación

394921_377193889042392_2048814051_n

 

Estimados/as Colegas:

Nos es muy grato extenderles la invitación a la cena de la Asociación de Académicos y Académicas que se llevará a cabo el día viernes 20 de Noviembre de 2015, a las 20 horas en el Casino “Los Patos”.

El valor de la entrada es de $6.000 para socios y socias con sus cuotas al día. Para quienes deseen invitar a acompañantes que no pertenecen a la Asociación, el valor de la cena es de $12.000 (el costo real de la cena sin subsidio de la Asociación).

Además de un exquisito menú, tendremos música y baile.

Para informaciones e inscripciones deben comunicarse con la tesorera de la Asociación, Clemencia Cabrera, al correo ccabrera@udec.cl

Les esperamos!

Un saludo afectuoso,

Carla Donoso
Secretaria de la Asociación

Moira Délano: “Sería interesante que las autoridades y la comunidad se preguntaran como es el clima laboral dentro de CORCUDEC”

DSC_0092

Moira Délano Urrutia, es Licenciada en Artes y Gestora Cultural con amplia trayectoria académica y laboral. Durante 12 años dirigió organismos culturales estatales en la Región del Biobío, desde 1994 a 2000 en la Municipalidad de Concepción, entre el 2000 y 2003 en la División de Cultura del Ministerio de Educación y entre el 2003 y 2006 en la Dirección Regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. Ingresó a la Corporación Universidad de Concepción luego de haber asumido la SEREMI de Cultura, en donde instaló el debate sobre la Institucionalidad Cultural a nivel del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Actualmente, Moira asumió un nuevo cargo, esta vez como Jefa del Departamento de Ciudadanía Cultural, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Con más de 20 años de carrera en el ámbito cultural, Délano trabajó por más de 8 años en Corcudec, vinculada al desarrollo e implementación de proyectos, y en la Facultad de Artes de la Universidad de Concepción, como docente, donde se encargó de formar a estudiantes en el ámbito de la gestión cultural. Situación que cambió abruptamente en mayo de 2014, cuando fue despedida de la Corporación debido a “necesidades de la empresa”, … Leer más

Convocatoria a Fondo de Apoyo para Iniciativas de Extensión Académica

394921_377193889042392_2048814051_n

 

CONVOCATORIA A FONDO DE APOYO PARA INICIATIVAS DE EXTENSION ACADEMICA DE LA ASOCIACION DE ACADEMICOS Y ACADEMICAS “ENRIQUE MOLINA GARMENDIA”.

La Asociación de Académicos y Académicas “Enrique Molina Garmendia” convoca al Fondo de Apoyo a las Iniciativas de Extensión Académica, con la finalidad de financiar actividades de extensión organizadas por los socios/as de la AAA-EMG y que guarden relación con los temas de interés de nuestra organización. A modo de referencia se mencionan los siguientes temas:

• Reforma universitaria, sistema público y privado de la educación
• Política universitaria
• Educación superior en Chile
• Desarrollo de la Ciencia y Tecnología en Chile
• Democracia Universitaria
• Posicionamiento de la UdeC en políticas públicas
• Movimientos sociales y educación
• La UdeC y el desarrollo regional
• Descentralización
• Reforma laboral
Para ello, se cuenta con un fondo de $ 1 millón de pesos anual (como máximo) que será distribuido entre los proyectos que se presenten en los plazos establecidos.

Fecha límite de presentación de propuestas para el segundo semestre: 21 de septiembre de 2015.

Requisitos de postulación:

• El o la solicitante de los recursos debe ser socio o socia (al día) de la AAA-EMG

• El equipo organizador se compromete a incluir el logo de la AAA-EMG en sus afiches y/o invitaciones como auspiciadora del evento.

• Formular actividades vinculadas a los temas de interés de la Asociación (mencionados previamente). Las temáticas pueden tratar temas anexos a los sugeridos, pero deben tener una vinculación con los temas políticos-sociales que se han discutido al interior de la Asociación durante su existencia.
Enviar carta de solicitud dirigida al Presidente de la Asociación, prof. Marcelo González indicando el objetivo y fecha de la actividad, público objetivo, posibles invitados etc. además del monto solicitado a la Asociación. Enviar a: mgonzalezo@udec.cl con copia a contacto.academicos@udec.cl

 

 

 

 

Resultados Encuesta de Democracia y Participación Universitaria

cropped-campus1.jpg

En el marco de la discusión sobre participación y democracia que se está llevando adelante en los planteles universitarios, y con tal de obtener una visión general de la opinión de nuestros asociados, es que formulamos esta encuesta para contribuir a la discusión y visión que la comunidad universitaria tiene sobre este tema.

Primero exponemos los resultados cuantitativosLeer más