Declaración a raíz de los hechos de violencia ocurridos en el campus Udec

Durante las últimas semanas, se han producido eventos de violencia de distinta envergadura, luego de las marchas convocadas por las organizaciones que sostienen al movimiento estudiantil. Algunos de estos hechos han afectado a símbolos universitarios y también a estudiantes y trabajadores que se manifiestan pacíficamente.

En relación a esto, queremos declarar que rechazamos la violencia irracional que va deteriorando cada vez más el tejido social y nuestra existencia como colectivo, afectándose la dignidad de quienes son víctimas de la violación de sus derechos fundamentales, como se ha constatado en denuncias realizadas luego de detenciones y desalojos.

En cuanto al accionar de las Fuerzas Especiales de Carabineros en nuestra Universidad de Concepción, queremos ser enfáticos en señalar nuestro rechazo al uso abusivo y desproporcionado de gases lacrimógenos y líquidos tóxicos que afectan cotidianamente a estudiantes y trabajadores. Se manifiesten o no, tienen todo el derecho a que su lugar de estudio y trabajo no atente contra su salud, dada la toxicidad que permanece por varias horas posteriormente a los hechos.

Retrato Independiente | Facebook

Retrato Independiente | Facebook

Es absolutamente contrario al espíritu universitario ver el campus convertido en campo de batalla y observar cómo se realizan controles de identidad y detenciones a estudiantes que no han ocultado su identidad ni están incurriendo en falta alguna. Es por esto que destacamos y agradecemos las palabras de nuestras autoridades al manifestar que no se han autorizado este tipo de intervenciones represivas, sin embargo creemos que se debe ser más enérgicos en establecer los límites y al exigir que Carabineros tenga un plan de intervención y prevención de delitos que respete la autonomía universitaria y que se ajuste a parámetros internacionales de respeto a los derechos ciudadanos.

En relación al rayado a un símbolo universitario, como fue el caso del escudo del edificio Arco, creemos que además de la condena a un acto que no aporta a la unidad de la comunidad, se deben analizar las razones de fondo que están detrás de este hecho, ejecutado con el claro propósito de denostar un símbolo institucional. Este tipo de ataques es algo relativamente nuevo, ya que tradicionalmente la Universidad y sus símbolos eran objeto de respeto por parte de la comunidad. Por lo tanto, junto con condenar este ataque, porque no aporta en nada a la causa por la cual se convoca a las movilizaciones, creemos importante entender el gesto como producto de una disociación que nuestra Universidad ha sufrido con relación a la comunidad a la cual se debe.

De esta manera, nuestra Institución pasa a ser un referente más del actual sistema económico-educativo que ha producido tantas desigualdades, las cuales son canalizadas de manera violenta por parte de algunos segmentos de la sociedad. Podemos constatar que la Universidad de Concepción ha perdido paulatinamente su rol como referente de transformación social, quedando al vaivén de las políticas económicas que rigen nuestro sistema educacional.

Redes sociales

Redes sociales

Es por esto que creemos que hechos como éste, además de despertar nuestra reacción, deben ser interpretados como un llamado urgente para recuperar el espíritu fundacional de nuestra Universidad, para recuperar la senda de nuestros referentes que transformaron a este plantel en un faro del progreso, del pluralismo y de la democracia, haciendo extensión real y generando una universidad abierta en todo su sentido. No se trata de defender corporativamente nuestros símbolos, como una elite se defiende del lumpen, si no de generar los cambios que desde nuestra posición y responsabilidad podamos impulsar para que las desigualdades no destruyan nuestra sociedad tal como está ocurriendo.

Es por esto que rechazamos todo tipo de violencia, tanto la que afecta a las instituciones y por sobre todo a las personas, sean de la etnia, religión o clase social que sean. Rechazamos tanto la violencia ejercida por manifestantes agresivos y la represión policial abusiva, como la violencia estructural que es reflejo de un Estado que no garantiza derechos mínimos, afectando el bienestar y la convivencia social.

Finalmente, hacemos un llamado a la comunidad universitaria a organizarse en torno a las demandas sociales por una educación pública, gratuita y de calidad, copando el campus universitario con actividades abiertas a la comunidad que permitan cambiar el desenlace de las manifestaciones desde el enfrentamiento violento, permitiendo el encuentro fraterno que nos permita ser un aporte real al desarrollo, tanto para los y las estudiantes universitarios, como para todo miembro de la comunidad.

Directorio
Asociación de Académicos y Académicas Enrique Molina Garmendia
Universidad de Concepción,
Concepción, 13 de Junio de 2016.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *