Denuncian nuevo caso de alumna UdeC encarcelada: Fue acusada de “sacar adoquines”

La joven manifestándose en el centro de Concepción.

La joven fue acorralada y detenida por agentes de civil tras una protesta en Tribunales de Justicia. Su familia debió viajar desde Calama para realizar los trámites para intentar liberarla. Su caso se suma al de Constanza Valdebenito, estudiante de Biología Marina y José Sepúlveda, auxiliar del Cpech. A raíz del aumento de presos y presas políticos, se convocó este lunes a manifestaciones a las afueras de Cárcel El Manzano.

Cecilia Ananías para la Asociación de Académicos y Académicas UdeC

Hace algunos días, se dio a conocer el caso de Constanza Valdebenito: una estudiante de Biología Marina de la UdeC, quien retornaba de una tarde de trabajo en laboratorio, cuando fue detenida y encarcelada, acusada de participar en un saqueo. Actualmente, se han interpuesto dos recursos de protección buscando revocar esta desproporcionada medida, incluyendo uno presentado por su universidad

A su caso también se suma el de Catalina Fuentes Fuentes, una alumna de primer año de Medicina Veterinaria de la UdeC, quien también fue detenida y encarcelada en un proceso sumamente irregular. La joven se encontraba en una manifestación en Tribunales de Justicia de Concepción, la tarde del martes 3 de diciembre, cuando sufrió una encerrona por parte de agentes de civil.

Como relata su madre, María Virginia Fuentes, quien debió viajar desde Calama para poder comunicarse con ella y ayudarla en su proceso: “Cuando se estaban retirando del área, porque se estaba poniendo complicado, se les acerca un vehículo particular, con unas personas vestidas de civil, que les hacen una encerrona. Ella no opuso ninguna resistencia, pero la agarraron prácticamente de la cintura y la subieron al vehículo. Adentro, las personas se identificaron como funcionarios de la Policía de Investigaciones”.

Ya arriba del vehículo, los agentes le dijeron a Catalina y otros detenidos que “no hicieran escándalo” y que estuvieran tranquilos, porque posteriormente los soltarían. Pero al ser llevados a la audiencia de detención, “el magistrado, en nada de tiempo, dictaminó una medida cautelar de 45 días en prisión preventiva para investigación. Luego, ella me llamó para contarme que estaba ingresando a la Cárcel El Manzano. Ahí perdimos comunicación. Yo viajé apenas conseguí pasaje de Calama, que fue el miércoles en la mañana”, agrega.

Si bien, la joven se encuentra en buenas condiciones físicas, a su madre le preocupa su salud mental y estado emocional: “Apenas llegué a Concepción, fui a la cárcel y tras trámites muy extensos, pude verla unos 20 minutos. Su estado psicólogico es terrible: se encuentra muy angustiada, con mucha pena. Para ella es casi como estar en el infierno”.

María Virginia afirma que, si bien su hija sí estaba manifestándose y admitió haber movido tres adocretos, “no es como para que sea encarcelada. Lo que me informan Catalina y el defensor, es que a ella la estuvieron siguiendo; hay imágenes de ella, pero en ningún minuto ni lanzando piedras ni agrediendo ni nada; en una, aparece jugando con la arena y con eso, afirmaron que fueron quienes soltaron adocretos del piso. Ahí fue cuando les hicieron la encerrona”, relata.

La joven retratada en su labor de ayuda a animales, en medio de las manifestaciones.

La estudiante de primer año de Veterinaria era conocida por trabajar en la brigada de rescate animal del plantel. Desde el centro de estudiantes de su carrera, también exigen su liberación y denuncian que recién el jueves pudieron hacerle entrega de sus útiles de aseo personales, ropa y medicamentos: “Consideramos que la medida [de cárcel preventiva] no corresponde a los delitos que se le imputan, por lo que exigimos su libertad. Catalina se ha destacado por ser una compañera activa de la facultad, participando en AREVET, grupo que busca ayudar a la comunidad sobre temas relacionados al bienestar animal, y por último, como presidenta del TRICEL de nuestra facultad”, declararon desde su cuenta oficial de Instagram.

Ahora, su madre se encuentra recolectando antecedentes para presentar el lunes un recurso de amparo.  “Sigo trabajando con el abogado de la Defensoría Pública, confiando en que va a salir todo bien y de que todo resulte y ojalá, de aquí al miércoles tener un resultado positivo. Pero me dicen que todo es muy azaroso, por cómo están actuando los magistrados hoy en día; son decisiones prácticamente “de la guata”, no se ajustan a derecho. De todas las causales por las cuales se pueden llevar a alguien a prisión preventiva, ninguno se aplica a Catalina”, concluye Fuentes.

Desde las organizaciones sociales y familias de presos y presas por protestar, convocaron a manifestarse a las afueras de Cárcel El Manzano este lunes en la mañana, exigiendo que acaben las detenciones irregulares y arbitrarias, que solo criminalizan al movimiento social.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *