Su caso ha estado lleno de irregularidades: pasó seis días incomunicada de su familia; se le ordenaron 120 días de prisión preventiva, aunque no tiene antecedentes previos; y