La irrupción del SARS-CoV-2 en nuestras vidas no solo ha significado duros cambios en nuestras rutinas, sino que también nos ha llevado a enfrentar una enfermedad que, hasta